Una de mis grandes pasiones incontrolables: la moda fitness. Y en esto no hay quien supere a los brasileños. Ni Nike, ni Adidas, ni nada. La ropa deportiva de Brasil es buenísima, con diseños totalmente originales y resistente. Es cierto que hay mucha diferencia entre unas marcas y otras, pero si encuentras mallas, tops o camisetas fabricados con buenos tejidos, jamás te arrepentirás. ¡Pueden durarte años!




Recuerdo perfectamente las primeras mallas brasileñas que me compré. Fue en Brasilia. Hace más de 7 años. ¡Siguen perfectas! Como el primer día… no es exageración. Es cierto. Me las sigo poniendo. ¿Qué las hace diferentes? ¿Por qué me gustan tanto? Porque son de una mezcla de tejidos que en Brasil llaman ‘suplex’. Se ajusta perfectamente al cuerpo, es grueso, no marca nada y mucho menos celulitis. Al contrario, moldean y hacen las piernas más bonitas.

Casi toda la ropa fitness que uso para entrenar es de Brasil. Foto: Virtudes Sánchez

Casi toda la ropa fitness que uso para entrenar es de Brasil. Foto: Virtudes Sánchez

 

Tengo ropa de marcas internacionales más conocidas. Ninguna me gusta tanto como la de Brasil, ninguna me ha durado tanto y con ninguna me siento tan cómoda. Por eso la recomiendo y la recomendaré siempre que sea posible.

Mi gran crítica a la ropa fitness de Brasil: ¡LAS TALLAS! Fabrican para el mogollón. Tipo Zara. Se olvidan de las pequeñas como yo. Y eso me da una rabia increíble. Muchas veces la ropa es talla única. Y se estira, sí, se estira. “É tamanho unico mas da em você”, me dicen siempre en las tiendas. “Nooooooo, si es tamaño único me queda grande”, respondo porque ya lo tengo más que comprobado.

El tamaño único le vale a mujeres de más de 1,65 y que no estén demasiado delgadas. Si eres más pequeña puedes encontrar la talla S y si eres delgada a lo mejor te queda grande. Yo reclamo que hagan XS y que sean XS de verdad.

Top deportivo de Caju Brasil.

Top deportivo de Caju Brasil.

 

Dicho esto, he encontrado algunas cosas de la S que me puedo poner. Por ejemplo, los tops y los short saia (falda pantalón de deporte) de una cadena de ropa muy conocida en Brasil. Se llama Renner. No se puede comprar en otros países, tampoco por Internet. Por eso cuando voy me dejo una fortuna 😀

Luego hay marcas que son muy famosas y de calidad. Las brasileñas que hacen deporte y que no son chonis (porque esa es otra, hay mucha ropa cutre por ahí) las usan. No puedo decir si todas son buenas o no porque las he visto y las he tocado pero no las he utilizado, o bien porque no tienen XS o bien porque son más bien caras. Todavía no he llegado a un nivel económico que me permita gastar más de 100 euros en absolutamente nada para sudar 😀




En todo caso, si te gusta la ropa fitness de Brasil tienes que echar un vistazo a estas tiendas y marcas:

1. CCM

Una de las más conocidas entre las brasileñas. Muchas blogueras e ‘influencers’ la recomiendan. A mi me encantan los diseños, coloridos, tropicales, diferentes de los tradicionales en Europa. El único pero que le puedo poner es que casi no tienen prendas de la XS y por eso no tengo nada de esta marca. No puedo decir si es resistente o cómoda. Bonita, sin duda.

2. Alto Giro

Una de las presentadoras más famosas de Brasil, Sabrina Sato, es la embajadora de esta marca de ropa fitness. La he tenido entre mis manos en la tienda física de Brazilianbikinishop.com (recordad que tenéis un descuento del 12% usando el código BMQF2017). Allí no encontré nada de la XS y creo que tampoco la fabrican. Los diseños son preciosos y los tejidos parece que tienen bastante calidad.

Última colección de ropa deportiva de Alto Giro.

Última colección de ropa deportiva de Alto Giro.

 

3. Caju Brasil

Una de las marcas más prestigiosas de la moda fitness brasileña. No asequible para cualquier bolsillo. Me probé varias prendas en una tienda de deportes que encontré en Petrópolis (Rio de Janeiro). Me hubiese comprado por lo menos 3 ó 4 mallas. ¡Súper resistentes! Moldeaban, reducían imperfecciones… mejor no podían quedar. Las típicas que sabes que te van a durar años hagas lo que hagas. Esas que quieres ponerte todos los días. ¡Y preciosas! Me gustaron mucho pero creo que al cambio estaban como por 120 euros. Estando en Brasil gastando tanto cada día no me podía permitir ese lujo. Hoy, en la distancia, me da rabia porque estoy segurísima de que hubiera sido una excelente inversión.

4. Vestem

Supe de la existencia de esta marca por una compañera de piso de Rio de Janeiro. Ella era carioca y mucho más fitness girl que yo. Tenía ropas preciosas. Me hizo hasta una lista de sus preferidas. Algunas eran marcas caras como esta y otras totalmente desconocidas. Recuerdo que tenía unas mallas y tops de Vestem impresionantes. Parecía modelo de ropa deportiva cada vez que se las ponía. No sé si eran buenas, pero ella estaba encantada y guapísima, la verdad.

Estilo colorido de la ropa fitness de Vestem.

Estilo colorido de la ropa fitness de Vestem.

 

5. Oxyfit

Lo único que no me gusta de esta marca, igual que Labellamafia, es la manía de poner letras enormes en las mallas. Tampoco veo en los gimnasios de Brasil que las chicas tengan un gusto generalizado por ese detalle. Los estampados, los tops multicolor… todo eso sí, pero las letras gigantes, tampoco tanto. Oxyfit es otra de las marcas más conocidas. No la he probado pero sí he visto que tienen algunas cosas que parecen buenas, sobre todo los monos.

6. Track & Field

Esta marca es fácil de encontrar en los centros comerciales, al menos en Río de Janeiro. La ropa es bonita y de calidad pero el precio es alto, demasiado en comparación con las anteriores. La calidad es similar pero cuesta casi el doble. Si pides recomendaciones de ropa fitness a una brasileña, es probable que esta sea una de las tiendas que te nombre.

7. Labellamafia

Una de las preferidas de las ‘marombeiras’, las mujeres que más se toman en serio eso de la musculación 🙂 La dueña es la modelo fitness Alice Matos, quien la creó en 2007 y desde entonces no ha hecho más que crecer. Ya tiene incluso una versión masculina. Se vende en algunos puntos fuera de Brasil, pero no es tan fácil encontrarla. En algunas webs de suplementación tienen algunas piezas de Labellamafia.

Una de las últimas colecciones de ropa deportiva de Labellamafia.

Una de las últimas colecciones de ropa deportiva de Labellamafia.

 

8. Cribb

Tengo varias mallas de esta marca. Estupendas. Nada de qué quejarme. Básicas, de colores neutros. Se adaptan al cuerpo que es una maravilla. No se mueven, duran, no marcan. Maravillosas. La única pega que puedo poner es la atención en las tiendas. Intenté hablar con ellos para traer a España, promocionarlas y venderlas yo misma.

“Si a mi me gustan, a las seguidoras, amigas y compañeras del gimnasio también les gustarán”, pensé. Oi? Sinceramente y con todo el respeto, me parece una marca que tiene cosas buenas, pero que en cuestión de marketing y atención al público deja bastante que desear. Mente pequeña, digamos. Al final compré dos cosas básicas para pasar el invierno y adiós.

9. Rio de Sol

La marca propia de Brazilianbikinishop.com La puedes comprar con descuento usando el código BMQF2017 (otras también). ¡Qué pesada soooooooooooy! 😀 Yo no tengo nada porque todavía no hacen la XS y la S no me queda bien. Un poco suelta de más. Cada vez tienen nuevos diseños y los tejidos son bastante buenos. El precio, mucho más asequible que las anteriores.

 

10. Farm

Farm es una de las marcas de ropa más conocidas en Rio de Janeiro. Está totalmente de moda. No es raro encontrar un grupo de chicas y que todas lleven algo de esta tienda. Es como el Zara español pero más caro. Su estilo es medio hippy. Origianal, divertido, colorido… me gusta, pero no tengo nada por lo mismo. Para comparar un vestido básico en Farm por 200 euros, me lo compro en Zara por 30. ¿Qué vamos a hacer? 😀

El verano pasado sacaron su primera colección fitness. Tiene tantísimo tirón esta marca que no es de extrañar que acabe haciendo la competencia seriamente a las firmas que se dedican exclusivamente a la ropa deportiva.

BONUS TRACK: Santa Clara 33. “E isso ai menina, te indicaram o lugar certo”, me dijo una señora una de las últimas veces que fui al peculiar centro comercial situado en la calle Santa Clara, número 33. Se conoce así, tal cual. “¿Dónde vas?”. “A Santa Clara, 33”. Son 12 pisos llenos de pequeñas tiendas, la mayoría de bikinis y ropa fitness. Algunas también venden ropa normal, incluso souvenirs. Puedes encontrar cosas interesantes. Yo he descubierto allí una de mis marcas de bikinis favoritas por no decir favorita del todo o por lo menos con la que me siento más cómoda.




Yo diría que la inmensa mayoría de las cosas son un poco de bajo nivel. No es que tengan mucha calidad. También he comprado mallas y camisetas para entrenar atraída por los estampados. Luego me las he puesto y he tenido que correr agarrándome la cintura de los pantalones para que no se me vea el culo… Un desastre. Para rescatarlas las voy a tener que llevar a arreglar.

En algunas tiendas ellos mismos te las adaptan si es necesario pero claro… tienes que esperar. Si vas de visita o de vacaciones a lo mejor lo que quieres es comprarlas, que te queden perfectas, tener la completa seguridad de que te van a durar y listo. En ese caso yo optaría por una de las anteriores marcas. Eso sí, como experiencia también iría a Santa Clara, 33. Si encuentras algo que merezca la pena te sentirás feliz de la vida.

Y otra que se me olvidaba. Luego mirando mi ropa me he dado cuenta de que esta no puede faltar. Se llama Lupo y se diferencia de todas las demás en que su ropa se ajusta mucho más al cuerpo. La mayoría de las prendas no tienen costuras. La historia de esta empresa es muy interesante. Su fundador era un emigrante italiano que empezó fabricando medias. Con el tiempo las medias fueron evolucionando y hoy esta marca destaca por lo que ellos llaman “alta tecnología” textil. Yo tengo algunos tops y son de mucha calidad.

TE PUEDE INTERESAR:

Las mejores tiendas de bikinis de Brasil

Las 10 mejores tiendas online de Brasil

Zapaterías brasileñas donde merece la pena comprar



Comments

comments