Si tuvieras que imaginar dónde se concentra la selección de fútbol de Brasil antes de un partido, torneo o campeonato, ¿dónde la situarías? ¿Cerca de una playa paradisíaca? ¡Error! La selección brasileña prepara sus encuentros en un lugar llamado Granja Comary, situado en la localidad de Teresópolis, una bonita y fresquísima ciudad de la sierra fluminense.




Granja Comary en realidad es como se conoce popularmente al barrio Carlos Guinle, quefue el miembro compositor de la familia Guinle, fundadora del famoso hotel Copacabana Palace, del Parque Guinle, el Palácio Laranjeiras (sede del gobierno del estado de Rio de Janeiro) y la Ilha de Brocoió en la Baía de Guanabara, además del Fluminense.

 

La hacienda de la propiedad de Carlos Guinle, que se llamaba Granja Comary, ocupaba estas tierras. La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) compró esos terrenos y otros colindantes en 1978 y mantuvo el nombre.

En 1987 comenzó la construcción del actual centro de concentración de la selección brasileña de fútbol que tiene 150.000 metros cuadrados. Hay cinco campos de entrenamiento y edificios dedicados a la preparación y alojamiento de los futbolistas, además de algunas oficinas.

Es el área rica de la tranquila ciudad de Teresópolis, que destaca además por su impresionante Parque Natural Serra dos Orgãos, uno de los más buscados por los escaladores del mundo entero.

La Granja Comary se puede visitar pero solo por fuera. En los alrededores siempre suele haber turistas que además de ver el lugar donde entrena Brasil, se entretienen con los gansos del lago artificial, el principal atractivo cuando no están los jugadores entrenando.

Si decides ir a Teresópolis lleva ropa de abrigo porque incluso en épocas de calor, por las noches refresca bastante. En el vídeo ya veis que parecía que estaba en cualquier ciudad europea menos en Brasil. Y era octubre que tampoco es la época más fría del año.

 

Cerca de Teresópolis y de la Granja Comary está Petrópolis, que es la ciudad imperial. En realidad si vas a Teresópolis no deberías dejar de visitar Petrópolis. Digamos que Teresópolis es más natural, más para hacer trilhas y ecoturismo y Petrópolis es histórica, más cultural. Lo ideal sería que dedicaras un par de días a Teresópolis y alguno más a Petrópolis. Como dicen los brasieleños: fica a dica 😉

NO TE PIERDAS:

Así son las panaderías brasileñas: bazares de dulces y pan con leche

Lanchonetes, los bares más populares y auténticos de Brasil

La curiosa forma de tirar la basura en Rio de Janeiro

8 motivos para pasar del alarmismo y conocer Rio de Janeiro



Comments

comments