Ir a Ilha Grande desde Río de Janeiro parece complicado pero en realidad es muy fácil. Hay varias opciones. En todas tendrás que acabar cogiendo una barca que te lleve hasta la localidad donde se encuentre tu posada. La mayoría se concentra en Vila do Abraão, pero hay otros puntos donde podrías alojarte como Bananal o Araçatiba.




Si estás en Río de Janeiro y quieres aprovechar tu estancia para visitar Ilha Grande no es necesario que contrates un servicio de transporte privado o una excursión en grupo aunque estas son opciones válidas dependiendo de tus circunstancias. Si tienes poco tiempo o no te atreves a ir solo, es una alternativa a tener en cuenta. Por ejemplo, la excursión de rdj4u a Ilha Grande y Angra dos Reis, con guías en español, está muy bien.

Rdj excursiones Brasil.

En el caso de que prefieras hacer la ruta por tu cuenta, puedes alquilar un coche o ir en autobús hasta alguno de los municipios desde donde salen las barcas a Ilha Grande. Para no complicarte la vida, lo mejor es que vayas a la Rodoviária Novo Rio y cojas un autobús de la empresa Costa Verde que es la que hace el trayecto. Los autobuses son muy cómodos y seguros y en el camino seguro que empezarás a hacer amistades que luego te vendrán muy bien para hacer actividades en compañía en la isla.

Así son las barcas que te llevan de Conceição de Jacarei a Vila do Abraão en Ilha Grande. Foto: Virtudes Sánchez

Así son las barcas que te llevan de Conceição de Jacarei a Vila do Abraão en Ilha Grande. Foto: Virtudes Sánchez

 

Las barcas salen desde estas ciudades:

Después de estudiar todas las opciones, descubrí que la mejor y más rápida es la opción Conceição de Jacarei. Según tus circunstancias puedes plantearte ir desde alguna de las otras ciudades. Por ejemplo, te puede interesar ir desde Río de Janeiro hasta Paraty para conocer la ciudad, pasar allí unos días y luego irte a Ilha Grande. Es un plan perfecto.

Sin embargo, si la idea es ir directamente desde Río de Janeiro lo mejor es comprar un billete a Conceição de Jacarei y allí comprar un pasaje de barca hasta Vila do Abraão.

En el caso de que no te vayas a alojar en este barrio, puede que te convenga coger la barca en Angra dos Reis porque desde allí hay más opciones hasta otros puntos de la isla como Araçatiba, praia Vermelha, Bananal, Stio Forte o Provetá.

Cuando compres el pasaje de barca (lleva dinero en metálico porque no aceptan tarjetas de crédito y las de débito depende del tipo y del país) te ofrecerán ida y vuelta con un pequeño descuento. Yo compré solo ida porque lo que me ahorraba no me merecía la pena. Imagina que te enamoras de la isla (o de alguien) y decides quedarte algún día más. Acabarías perdiéndolo o te verías obligado a volver a Río de Janeiro.

Hay varios horarios, barcas y compañías que te llevarán de regreso a la ciudad así que no te preocupes por eso. Preocupate mejor por no llegar el último porque si te toca ir de espaldas podrías llegar con unas nauseas horribles como me pasó a mi. ¡Qué horror! 😀

NO TE LO PIERDAS:

– Ilha Grande, el paraíso natural (y turístico) de Río de Janeiro

Pousada Porto Abraão, mi primera casa en Ilha Grande

Las 5 mejores islas de Brasil



Comments

comments