Que los brasileños son pulcros y limpios consigo mismos está demostrado. Se duchan, de media, 12 veces por semana. Y además les encanta anunciarlo como dice mi colega Ignacio Bailador (te debo un tema sobre esto, sí) 😀 Para ellos ‘tomar banho’ es un ritual que merece la pena ser compartido con la gente alrededor.




Os imagináis que cada vez que nos duchamos en España dijésemos a quien tenemos al lado: “Voy a darme una ducha”. A todo el mundo. En cualquier momento. No importa el lugar. Y así hasta 12 veces en 7 días. O mucho más… ‘Vou tomar banho’ es una de las frases más repetidas en Brasil. Com certeza!

Nosotros, en cambio, parece que no somos tan aseados y ‘cheirosos’. Aunque en España la temperatura es mucho más alta que la de los países de nuestro entorno, resulta que nos duchamos, de media, menos de una vez por día. ¡Guarros! Como dirían por aquí, ‘ta explicado’ el tufillo en metro y autobuses… 😀

1. ENJUAGUE BUCAL EN EL BAÑO DE LOS BARES

Listerine en el baño del bar. Foto: Virtudes Sánchez

Listerine en el baño del bar. Foto: Virtudes Sánchez

En algunos bares y restaurantes tienen Listerine en el baño. Y cuando digo Listerine es Listerine, no otra marca. Solo veo esta por todos lados. Es muy fuerte y agresiva. Según los dentistas, por lo menos los españoles, no es nada saludable usar enjuague bucal a diario, solo eventualmente…

A veces son botes enormes. La primera vez que los vi no me sorprendieron demasiado porque ya me habían contado el truco del Carnaval.

Al parecer, como es la fiesta en la que todo el mundo se besa (ya dije que besar es como dar la mano…) de vez en cuando tienen que enjuagarse la boca para seguir besando sin las bacterias de otras personas o peor… ¡mal sabor de boca! Creía que era broma pero parece que es bastante común llevar un bote de enjuague bucal en el bolso.

Además de Listerine, también se puede encontrar pasta de diente en los baños.

2. ALCOHOL DESPUÉS DE USAR LAS MÁQUINAS DEL GIMNASIO

En los gimnasios se limpian todos los aparatos después de usarlos. Foto: Virtudes Sánchez

En los gimnasios se limpian todos los aparatos después de usarlos. Foto: Virtudes Sánchez

Cuando me apunté al gimnasio en Río de Janeiro noté que algunas mujeres murmuraban. Entonces llegó mi entrenador y me dijo: “Cuidado, tienes que limpiar las máquinas después de usarlas con esto de aquí”. Me dio un bote con alcohol y un paño para quitar los restos de sudor a absolutamente todo. Máquinas, lastres, esterillas… ¡todo!

En España lo normal es usar siempre una toalla y que haya alguien encargado del mantenimiento para limpiar esas cosas. Después de los primeros días, entendí que es mucho más práctico y más saludable que cada uno limpie lo que usa para que el siguiente lo encuentre en perfecto estado. Al final es tan obvio que te hacen sentir una puerca de la vida… 😀

3. LIMPIARSE LAS MANOS EN LA BARRA DEL BAR

Gel limpiador en la barra de una cafetería en Barra da Tijuca. Foto: Virtudes Sánchez

Gel limpiador en la barra de una cafetería en Barra da Tijuca. Foto: Virtudes Sánchez

En muchos bares tienen una especie de gel limpiador de manos de esos que no necesitan aclarar con agua. No sé si tendrá algo que ver con el tipo de comida (creo que no), pero alguna vez he pensado que claro… no es lo mismo usar cuchillo y tenedor para todo que coger los ‘salgadinhos’ con las manos por mucha servilleta que le pongas.

Lo que me chocó fue ver este producto también en las cafeterías porque se supone que no te manchas tanto como en los bares más de barrio. Creo que es más tradición y costumbre por la limpieza que otra cosa. Buscar sentido a esto no sé si sirve para algo 😀

4. CUBIERTOS EN SOBRE

Cubiertos en sobre. Foto: Virtudes Sánchez

Cubiertos en sobre. Foto: Virtudes Sánchez

Presentar los cubiertos en un sobre de papel o plástico no es nada del otro mundo, pero me llama la atención observar que en Brasil en casi todos los sitios lo hacen. Aunque sea un bar de poca monta, los cubiertos están protegidos por algo.

En España es muy diferente. Lo raro es que te los pongan bonitos. Lo más habitual es que el camarero los ponga sobre la mesa sin más. ¿Lo habéis notado? Al final va a resultar que no somos tan ‘chique’ como dicen aquí 😀

4. LIMPIADOR DE MANOS AL LADO DEL CHOCOLATE… 

Gel para limpiar las manos en Starbucks. Foto: Virtudes Sánchez

Gel para limpiar las manos en Starbucks. Foto: Virtudes Sánchez

 

Más gel limpiador de manos ultra rápido y súper eficaz… ¡en el Starbucks! Al lado del azúcar y el chocolate… 😀 Por lo visto esto es una costumbre importada de Estados Unidos, como tantas cosas en Brasil.

5. ALICATES DESINFECTADOS Y ENVUELTOS

Alicates para hacer la manicura y la pedicura. Foto: Virtudes Sánchez

Alicates para hacer la manicura y la pedicura. Foto: Virtudes Sánchez

Los utensilios que utilizan en Brasil para hacer la manicura y la pedicura están desinfectados y envueltos en paquetes individuales. La primera vez que los vi pensé que todo era nuevo. Es decir, que usaban unos alicates para cada clienta, pero no podía ser… ¡los dueños se arruinarían! “¿Cómo pueden cobrar 30 reais por manicura y pedicura (7,5 euros) y comprar un alicate nuevo cada vez?”, llegué a preguntarme.

Luego ya me di cuenta de que los desinfectan y los envuelven cuando la clienta (o cliente porque por lo menos en Río de Janeiro muchos hombres se cuidan las uñas) se va.

6. EL INTENSO PROCESO DE LIMPIEZA DEL HOGAR… 😀

En Brasil no suelen usar la fregona y limpian el suelo con paños. Foto: Virtudes Sánchez

En Brasil no suelen usar la fregona y limpian el suelo con paños. Foto: Virtudes Sánchez

 

El uso de la fregona no es muy común en Brasil. Existir existe pero son muy caras y la gente prefiere usar todo su arsenal de cacharros de la limpieza para dejar la casa cuanto más reluciente mejor.

Una seguidora me dijo: “En España camufláis la suciedad, en Brasil se limpia en profundidad”. A lo mejor tiene razón porque sacar brillo con un paño hasta el último rincón del suelo eso sí es limpiar de verdad 😀

TE PUEDE INTERESAR:

– 15 expresiones que los brasileños usan para decir que todo está bien

En Brasil se ama más

Las 10 palabras más bonitas del portugués de Brasil

15 pequeñas imprudencias que pueden arruinar tu viaje a Brasil

10 hábitos que Brasil debería exportar al mundo

Comments

comments